Búsqueda

IDIOMA/LANGUAGE

Bandera inglesa Bandera espanola

Noticias

Adicciones

12/12/2018

PORIB desarrolla un ADMC para la elección de tratamientos de sustitución a opiáceos

La incorporación de los análisis de decisión multicriterio (ADMC) en la elección de programas de tratamiento de sustitución de opiáceos en trastornos por consumo de opiáceos (TCO) es una herramienta idónea para la toma de decisiones, tal y como se desprende del artículo publicado en la revista Adicciones en su número del mes de septiembre de 2018.

Los especialistas sanitarios y del ámbito de la Economía de la Salud autores de la publicación,  que lleva por título Análisis de decisión multicriterio en programas de tratamiento de sustitución de opiáceos en trastornos por consumo de opiáceos, han destacado que los ADMC son un conjunto de metodologías innovadoras que favorecen la toma de decisiones y la gestión socio-sanitaria de los recursos, introduciendo una perspectiva multidisciplinar con datos sobre resultados en salud, evidencia farmacoeconómica, criterios éticos, satisfacción del tratamiento, preferencias de los pacientes etc.

Este análisis cuyo objetivo es establecer, mediante la metodología del ADMC, cuáles serían los resultados en salud de mayor relevancia y cuál sería su peso en la evaluación de los programas de tratamiento de sustitución de opiáceos, explorando las preferencias de los distintos decisores implicados, supone una novedad en el abordaje de la toma de decisiones en entornos complejos ya que permite sistematizar y simplificar de forma transparente la decisión en diferentes etapas, estableciendo y estimando las preferencias de los decisores e influenciadores.

Con una participación de un Panel de 20 Expertos en el manejo de las adicciones, patrocinado por la compañía farmacéutica Indivior y realizado por Pharmacoeconomics & Outcomes Research Iberia (PORIB), el proyecto recoge criterios para analizar resultados en salud tales como, consumo de sustancias, trastornos mentales, nivel de discapacidad, adherencia, satisfacción con el tratamiento y servicio etc., además de otros factores relacionados con el perfil de los pacientes.

Aunque la publicación reconoce que el número de ADMC a nivel internacional es aún escaso, los ADMC pueden ser una óptima vía para facilitar la toma de decisiones en la selección y financiación de fármacos, gracias a la utilización de criterios adicionales a los tradicionales de evidencia clínica, entre los que destaca la evaluación de la eficiencia. Por ello, además de medir los resultados en salud, se deben tener en cuenta criterios adicionales  como la relevancia social, la prevalencia e incidencia de las enfermedades, el grado de innovación, la efectividad comparada, las necesidades médicas no cubiertas, las decisiones individuales o preferencias de los pacientes, la satisfacción con el tratamiento, el número de pacientes afectados, el empoderamiento de los pacientes y los principios de equidad.